Jennifer Sances, receptora masiva de sangre

Jennifer Sances, receptora masiva de sangre

“Litro que entrava, litro que salia, me pusieron más de 100 bolsas”

Jennifer Sances

Tengo 25 años y nunca hubiera pensado que la gente que me cruzaba entrando a un autobús del Banco de Sangre sería tan importante para mi. En julio pasado me operaron de un tumor en la pelvis que tenía desde pequeña. Me lo controlaban desde hacía años. Pero este año, cuando me hicieron la resonancia, vieron que se había vuelto maligno. Hice 3 sesiones de quimioterapia y después la intervención. Fue una operación muy complicada, tuvieron que acceder al tumor a través del glúteo y de la barriga y perdí mucha sangre.

Lo que pasó es que me reventó la arteria principal de la pierna y me provocó una hemorragia sin parar. Tuvieron que ponerme muchísima sangre. Los médicos me explicaron que fueron 100 bolsas de sangre porque litro que entraba, litro que salia. Perdí unos 40 litros de sangre durante los primeros días. Estuve mes y medio en el hospital.

Estuve dormida diez días

Me tuvieron dormida diez días, en reanimación. Luego me hicieron dos operaciones más y al cabo de 4 días ya salió todo bien. Cuando desperté, no me acordava de nada.

En el caso de las transfusiones masivas como la mía, el problema es la coagulación de la sangre. Finalmente me conectaron a una máquina de transfusión, y fue la salvación, al instante la hemorragia paró. Luego estuve diez días más en la UCI y dos semanas en planta. Me dijeron que podía ser que no caminara y que me tendrían que hacer un by-pass en la pierna. Pero no fue así. Ahora ya casi hago vida normal.

Se pensaban que no lo superaría

Se pensaban que no lo superaría. Pero ahora estoy súper contenta porque ya ando y casi hago vida normal. No ha sido necesario el by-pass. Solamente tengo un pié como dormido, pero dicen que con el tiempo, lo recuperaré. Paciencia! Y eso es gracias a los donantes de sangre, sin ellos, yo no estaría aquí. Así que agradezco infinitamente el esfuerzo que hace la gente donante, y hago un llamamiento a donar.