Històries de còrnia - Zulma Benita, trasplantada de las dos córneas

Zulma Benita, trasplantada de las dos córneas

“Mi destino era perder la vista”

Receptora Zulma Benita

Tengo 78 años. Venía con problemas de cataratas y perdiendo la visión desde hacía tiempo. Cuando fui al Hospital Sagrat Cor para que me examinaran porque veía nublado ya me habían operado de cataratas. Fue la doctora Núria Sabaté que me dijo que tenía las dos córneas dañadas y que esto no tenía solución, que a la larga, iría perdiendo la visión. La única alternativa que tenía era el trasplante de un donante fallecido. Me dijo que me lo pensara.

La única alternativa era el trasplante de córneas

Tenía claro que no era una operación peligrosa y me decidí en pocos días. Me dijeron que no había una lista de espera larga y que era una operación sin peligro en cuanto al rechazo. Yo vivía con mi hija que estaba enferma y su pronóstico era muy grave, de manera que la situación hizo que me decidiera pronto, porque mi destino era perder la vista.

Me operaron en el Hospital de la Maternitat y como la córnea se adhiere, no se cose, en el postoperatorio hay que estar muy quieto, tener mucho cuidado, dormir con la cabeza hacía arriba y aplicar las gotas y todo lo que te mandan. Y así lo hice. La operación fue bien, no hubo ni inflamación ni infección.

En 8 meses me operaron del otro ojo 

A los 8 meses, la doctora me operó del otro ojo. Estuve ingresada en una residencia durante la recuperación porqué mi hija había fallecido, y allí me cuidaron estupendamente. La verdad es que estoy encantada. 6 meses después he recuperado bien la vista, uso móvil, veo bien, y uso gafas solamente para leer. Sigo el tratamiento de gotas a diario y además, como tengo el ojo seco, tengo que hidratarme los ojos tanto de día como de noche.

Ahora uso gafas solamente para leer

Después de ser consciente que llevo córneas gracias a la donación de dos personas, pienso que es importante dejar hechas las voluntades anticipadas. Yo ya lo he hecho. Y tengo mucho agradecimiento hacia los donantes.  Se lo quise agradecer de esta manera, haciendo donación también yo, no de las córneas, claro, pero de lo que pueda para ayudar a otras personas.

Respecto a los donantes, solamente sé que la segunda córnea era de un varón de 37 años. Así que agradecimiento total para él.

Espero poder ayudar yo de la misma manera.